7 mitos populares sobre los gatos: ¿Son verdaderos o falsos?
Feliway cat icon

7 mitos populares sobre los gatos: ¿Son verdaderos o falsos?

En todo el mundo existen mitos, historias que la gente cree sobre los gatos. ¿Por qué se dice que tienen nueve o siete vidas? ¿Pueden ver en la oscuridad?

 Estas supersticiones y mitos sobre gatos han circulado por todo el mundo durante siglos, y aquí estamos nosotros para contarte cuáles son verdaderos y cuáles son falsos, además de explicarte algo de historia sobre su origen.

 

Los gatos negros traen mala suerte

 

Un mito muy popular es que los gatos negros traen mala suerte. Se cree que esta superstición proviene del hecho de que los gatos negros solían acompañar a las mujeres acusadas de brujería en la época medieval.

Sin embargo, no todo el mundo cree que los gatos negros atraen la mala suerte... de hecho, algunos sostienen que traen buena suerte. En todo el mundo, cada país parece tener su propia superstición sobre los gatos negros:

  • Japón: si un gato se cruza en tu camino, creen que da buena suerte. Y, para las mujeres, esto significa que un buen "pretendiente" está en su futuro.
  • Alemania: aquí depende de la dirección. Si el gato se cruza de izquierda a derecha, se dice que significa que vienen buenos tiempos. En cambio, si el gato se cruza de derecha a izquierda, significa que se acercan malos tiempos.
  • Italia: creen que un gato negro saltando sobre la cama de un enfermo significa que pronto fallecerá.
  • China: se cree que los gatos negros traen mala suerte y pobreza.
  • Escocia: se considera que, si un gato negro llega a tu puerta, pronto tendrás dinero.

Como este popular mito sobre los gatos negros es mundial, y además cada país tiene su propia versión, los gatos negros de los refugios se ven afectados de forma negativa. Debido a esta superstición, es mucho más difícil realojarlos. Aunque sabemos que son tan buenos compañeros como cualquier otro gato de color, parece que las opiniones difieren según el lugar del mundo en el que nos encontremos.

 Gato negro tumbado en una cama con un humano y con su portátil.

 

 

Los gatos odian el agua

 

Es bien sabido que la mayoría de los gatos odian mojarse todo el cuerpo. Se cree que se debe al tiempo que tarda en secarse su pelaje después de mojarse y como consecuencia, pasan mucho frío después.

Otro inconveniente de tener el pelaje mojado es que se mientras se secan, son menos ágiles, lo que supone un peligro potencial para ellos.

 

Por otro lado, los gatos son originarios de zonas con escasas precipitaciones y se han adaptado a la vida sin ellas. Sin embargo, esto nunca ha frenado la curiosidad de los gatos por el agua corriente. ¡Es muy común ver a los gatos dar zarpazos a los grifos que gotean, solo para divertirse!

 

Debemos decir que este mito felino no es cierto para todas las razas. Algunas razas se sienten cómodas en contacto con el agua, porque son originarias de zonas donde el agua está muy presente. Es posible que reconozcas la raza Bengala o Van Turco y que incluso los hayas visto divirtiéndose, a lo grande, en contacto con el agua.

 

Por otro lado, una idea errónea muy extendida es que, rociar a los gatos con agua, funciona como castigo por un comportamiento no deseado. Y no es buena idea, ya que esto puede resultar muy desagradable para los gatos. Sería mejor ofrecer un refuerzo positivo para los comportamientos que tu gato necesite mejorar.

 Gato peludo y pelirrojo manoseando el agua de un grifo.

 

 

Gatos antisociales e independientes

 

Algunas personas creen todavía en el mito de que los gatos son criaturas antisociales y demasiado independientes. A menudo se compara a los gatos con los perros, pero lo cierto es que los perros fueron criados para vivir en manada y los gatos son todo lo contrario.

 

Los gatos que hoy en día viven con nosotros mantienen las mismas necesidades que sus parientes cercanos que aún se encuentran en la sabana africana, como el gato montés africano. Estas criaturas son independientes que viven y cazan completamente solas.

 

Pero los gatos que hoy conocemos han evolucionado para ser mucho más sociables que sus antepasados. Son flexibles en sus habilidades sociales y son capaces de vivir en grupos como familias. Además, los gatos también pueden desarrollar fuertes vínculos con los humanos con los que viven. ¡Han evolucionado mucho desde el gato salvaje africano!

 

Si eres padre/madre de un gato, sabrás que, actualmente, los gatos son capaces de convivir con otros gatos e incluso con perros. Y nosotros recomendamos que, cuando se presenten nuevos gatos, se haga de forma gradual y asegurándose de que haya suficientes recursos para que cada gato pueda acceder a ellos a su manera. Además, FELIWAY® Optimum puede ayudar a los gatos en los que hay signos de conflicto y tensión.

 

Los gatos caen de pie

  Gato gris y blanco tumbado en cama de gato en un lugar alto.

 

Como especie, a los gatos siempre les ha gustado estar en lugares elevados. Están acostumbrados a vivir solos y a estar más altos, así ven todo lo que les rodea. Esto tiene sentido, ya que han desarrollado la capacidad de enderezarse en caso de caída. Pueden girar muy rápidamente en el aire al caer, formando un "paracaídas", y enderezarse antes de caer de pie.

 

Sin embargo, esto no significa que no se hagan daño al aterrizar. Algunos gatos caen desde grandes alturas, como desde ventanas de edificios o desde el primer piso de una casa, y se hacen daño, aunque caigan de pie.

En veterinaria, incluso hay un tipo de lesiones características denominadas “síndrome del gato paracaidista” debidas a las caídas desde altura.

 

Los gatos tienen nueve siete vidas

 

El mito de que los gatos tienen nueve vidas tiene una historia muy completa. Se remonta a la época de Shakespeare y a Romeo y Julieta, ya que es donde se mencionan las nueve vidas de los gatos. También existe un proverbio inglés: "Un gato tiene nueve vidas. Durante tres juega, durante tres se extravía y durante las tres últimas se queda". Esto podría estar relacionado con la percepción común de que pueden salir fácilmente de los problemas, ya que son extremadamente ágiles.

 

Es bonito pensar que nuestras queridas mascotas tienen nueve vidas y evitan constantemente las lesiones. Sin embargo, es muy importante llevar al día sus revisiones médicas periódicas. Estas revisiones deberían ser como mínimo anuales, dependiendo de la edad de tu gato.

 

 

Los gatos ven en la oscuridad

 

Seguro que en algún momento has pensado "¿los gatos pueden ver en la oscuridad?". Es un mito muy común sobre los gatos y proviene de sus orígenes. Los gatos son más activos cuando sus presas naturales están tranquilas: entre el atardecer y el amanecer. Esto significa que, técnicamente, los gatos son crepusculares. Y, como consecuencia, se han adaptado a ver en condiciones de poca luz, lo que les facilita la caza.

 

Los gatos pueden conservar este impulso natural, aunque se hayan adaptado a la vida como animales de compañía. Podemos dar a nuestros gatos una salida para su instinto natural de presa asegurándonos de jugar con ellos todos los días.

 

 Mujer acurrucando a su gato gris en brazos, sonriendo.

Los gatos no se pueden educar

Hay quien piensa que no se puede educar a un gato, pero no es cierto.

Enseñar a tu gato a hacer cosas puede ser una forma estupenda de reforzar vuestro vínculo. También puedes ayudar a que tu gato se deje cepillar los dientes los dientes, cortar las uñas o a viajar en un transportín. Todas estas cosas, comunes del día a día, son mucho más fáciles si tu gato está acostumbrado.

 

Siempre recomendamos el refuerzo positivo en la educación. Averigua qué golosina le va mejor a tu gato y empieza el entrenamiento con ella. Divide cada ejercicio en pasos muy, muy pequeños y cada día practica un poquito, sin cansarle y sin querer avanzar rápido.

Otro gran complemento para el entrenamiento, podría ser FELIWAY® Optimum ,una excelente ayuda para mantener a tu gato feliz dentro de casa. Ya sabes lo que dicen... ¡si el gato está feliz y tranquilo, es más fácil que aprenda cosas nuevas!

 

Todos sabemos que cuando estamos nerviosos, no somos capaces de prestar atención a los detalles. Si queremos trabajar con nuestro gato, primero hay que crear un ambiente relajado y de confianza, y Feliway® Optimum nos puede ayudar mucho.

 

¿Te interesa saber más sobre los mitos de los gatos? Nos encanta saber de ti, ¡así que no dudes en ponerte en contacto con nosotros! Suscríbete a nuestro newsletter para recibir información actualizada sobre Happy Snack y FELIWAY® Optimum, así como otros datos curiosos.

Compartir en

Artículos Relacionados

FELIWAY Optimum Difusor
FELIWAY Help! Difusor
FELIWAY Classic Difusor
FELIWAY Friends Difusor
FELIWAY Classic Spray
FELIWAY Optimum Recambio
FELIWAY Classic Recambio
FELIWAY Friends Recambio

COLECCIÓN DESTACADA

Cómo ayudar a tu gato a recuperarse tras una visita al veterinario

Cómo ayudar a tu gato a recuperarse tras una visita al veterinario

Cómo te sientes cuando tienes que ir al médico o al dentista? Las visitas...
Descubre más
¿Mis gatos juegan o se pelean? ¿Cómo saberlo?

¿Mis gatos juegan o se pelean? ¿Cómo saberlo?

Muchos gatos viven en un hogar multigato y, naturalmente, los propietarios esperan que sus...
Descubre más
¿Por qué tiemblan los gatos?

¿Por qué tiemblan los gatos?

 Los gatos son criaturas misteriosas y enigmáticas, y su estilo de vida puede...
Descubre más
9 consejos para ayudar a tu gato a mantenerse activo

9 consejos para ayudar a tu gato a mantenerse activo

Se puede suponer que ejercitar a un perro es más fácil que ejercitar a...
Descubre más

Suscríbete y ahorra un 15% en productos FELIWAY Además, ¡podrás ganar una de las 10 casitas de cartón para gatos!

Le informamos que al introducir sus datos personales acepta el tratamiento de los mismos con la finalidad de gestionar su suscripción al blog de FELIWAY. Asimismo, de conformidad con el Reglamento General de Protección de Datos, le comunicamos que el Responsable del Tratamiento de sus datos personales es CEVA SALUD ANIMAL, S.A. (en adelante, CEVA), sociedad domiciliada en Avenida Diagonal, nº 609 - 615, Planta 9, 08028, Barcelona. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, enviando un correo electrónico a proteccion-datos@ceva.com. Por último, tiene derecho a presentar una reclamación ante la autoridad de protección de datos correspondiente. Para más información puede consultar la Política de Privacidad de Ceva Santé Animale.